18 septiembre 2013

Microsoft, esto no es lo que me vendiste

Querida Microsoft:

Te elegí a ti frente a Sony con su PS3. Lo hice por muchas razones:

La primera es que uso tu sistema operativo en mis ordenadores y espero hacerlo en mi móvil en cuanto salga del paro, porque sé que haces las cosas bien.

La segunda es que la primera Xbox también me gustó y vi que sabías hacer las cosas y que no ibas a dejar tirados a tus usuarios.

La tercera es que tu mando me resulta infinitamente más cómodo que el de la negra de Sony.

La cuarta es que me convenciste. Me convenció tu producto, me convenció su  catálogo y me resultó simpática la idea del avatar. Me gustó la consola, me vendísteis la moto.

Teníais un pero: En vuestra consola hay que pagar por el online, pero en la de Sony no. Es un gran pero, pero es pequeño si pensamos en lo que nos dijisteis que significaba:

Juego online rápido, sin lag, de calidad, con mucha gente. Pagamos por tener una garantía que Sony no daba.

Tiempo después, me compré el Modern Warfare 2, que no iba a tener servidores dedicados. ¿Y yo para qué te pago Microsoft? En Pc, como bien sabes, pues tu lo controlas, jugar online es gratuito. En PS3, como bien sabes, jugar online es gratuito. Me compro un juego y no me das servidores dedicados, así que tu oferta es la misma que la de la competencia, pero 37€ más cara.

Así me dejó de valer la pena pagar el gold. La consola para jugar offline, el Pc para jugar online.

Han pasado cuatro años desde que compré ese juego. Ahora veo que empiezas a hacer algún movimiento, pero veo también que Sony ha hecho los suyos: Ellos también tienen ahora una suscripción. No es obligatoria, pero te permite jugar a según que juegos. Tengo entendido que añadiste algo así bastante más tarde. No lo he podido comprobar, porque me he quedado en paro y ya no puedo permitirme el gold.

Aun en paro, he hecho un sacrificio: Sale el GTA V y quiero jugarlo. Por el GTA IV me compré la 360 y con el V "cerraré su ciclo". He hecho un esfuerzo económico y me lo he comprado nada más salir. Lo tengo en mis manos y voy a jugar. No podré jugar online, porque no puedo permitírmelo, pero disfrutaré de todo el resto. Voy a pasármelo como un enano.

Pero espera. ¿Cómo que no podré usar el ifruit porque no tengo gold?  ¿Cómo que no podré asociar mis estadísticas con el R* Social Club porque no tengo gold? ¿Por qué no puedo subir mis fotos del juego a la página de Rockstar si he pagado el juego original?

Microsoft: Tu me dijiste que tenía que pagarte para jugar online. Para JUGAR online, no para disfrutar de todo lo demás que requiera conexión a internet.

Si no pago, me das una versión capada de los juegos. ¿Por qué he de seguir contigo? ¿Qué razones tengo para no piratear esta consola?

Tengo claro que, si no puedo disfrutar del juego COMPLETO (excepto JUGAR online, que fue lo que me vendiste y lo que acepté) sin pagar 40 € más al año, este es el último juego que compro de tu consola. Yo te he tratado legalmente. Esos 40€ es lo que cuesta pagar un arreglo para jugar gratis que no voy a poner en mi consola nunca. Por que no quiero, no porque no lo merezcáis.

Lo que tengo claro es que, si no rectificas, en la próxima generación, no vas a volver a engañarme.



02 septiembre 2013

Como descargar cosas de internet.

Por supuesto, opciones hay infinitas, pero vamos a ir a la mejor: un protocolo que nació en el 2001 y que es el mejor desde entonces. Han pasado 12 años y no ha sido superado. Ni lo será en mucho tiempo. Primero de todo: Un archivo que te bajes por torrent, al contrario que un archivo que te bajas por una página como Mega, la difunta Megaupload y demás, no está en un solo sitio, sino en muchos. Por eso es más difícil que desaparezca que un archivo que esté alojado en series ly, series pepito y similar, porque suele haber copias. Además, no sólo lo bajas de un sitio a la vez, sino de todos a la vez, por eso aprovecha al máximo tu linea. Por eso se llaman redes P2P o de pares: Tú bajas de un señor que tenga el archivo en su ordenador, y de otro que lo tenga en el suyo y de otro y de otro. De uno bajas la primera parte, de otro la segunda, de otro la tercera... Pero lo bueno es que todos esos también bajan de ti: Según te has bajado los primeros datos, otra persona que se esté bajando el mismo archivo se lo puede bajar de tu ordenador. Así pues, tú has pasado a ser una persona de los que alojan una copia. Colaboras con el mantenimiento del archivo sólo con empezar a bajarlo. Bajar un archivo de torrent requiere un programa. Programas hay muchos, pero lo más fácil es que vayas a Ninite.com y busques un programa que diga algo de torrent que esté bajo la opción de File Sharing. En estos momentos, 02/09/2013, el mejor programa es el Utorrent. Usar ninite es tan fácil como seleccionar el programa que te quieres instalar, dar a Get Installer y descargarte y ejecutar el archivo que se te descarga. Así pues, hazlo con el programa de torrent que esté bajo la opción de File Sharing. Cuando lo tengas, tendrás que buscar en las opciones. Habrá una opción de Directorios. A priori es la única que tienes que tocar. Esta te dirá donde se te van a descargar las películas. Si no la tocas buscará un sitio por defecto, pero quizá tengas una carpeta de películas o de series o de descargas y quieres que se baje ahí. Ya tienes el programa. ¿Y los archivos? Digamos que quieres descargar una película que ya tengas en DVD pero que no llegas a cogerlo (por supuesto, espero que no bajes nada pirata, este manual no es para eso: Si descargas un juego o una película o lo que sea, espero que tengas los derechos de disfrute comprados). Torrent no tiene un buscador, pero hay muchas páginas que albergan enlaces de torrent. La más famosa es Piratebay. Buscas lo que quieres, le das al imán que tiene bajo el título y empieza a descargarse. También tienes Kickass, Elitetorrent, Mejortorrentetc. Estas dos últimas con contenido, principalmente en español. Dos notas aparte: Si descargas como loco terminarás llenando tu disco duro, por eso, mejor selecciona una carpeta en un disco con espacio suficiente. Cada ordenador y cada configuración es distinta. Basta con que leas lo que te aparece en la pantalla y actúes con sentido común. Si te pone si quieres dar permiso a Torrent para coger archivos torrent o al archivo de ninite para descargártelo en tu ordenador o cosas así, da permiso. Pero esto es, a grandes rasgos, lo que necesitarás para descargar cosas, sea lo que sea.

Estadísticas del blog