09 enero 2009

The Darkness para 360: Magistral

The Darkness es un tebeo de Top Cow. Seguro que si no lo conoces al menos te sonará Witchblade, donde hizo su primera aparición.

La historia del videojuego (la del tebeo es distinta, pero no demasiado) empieza contigo yendo a cumplir un encargo de la mafia. Mientras lo estás cumpliendo te enteras de que realmente te envían a una trampa. Lo que quiere el sanguinario Don, Mr Paulie, es deshacerse de ti por que considera que le has faltado al respeto.

Sobrevives a la trampa y te escondes en unos baños donde The Darkness (la obscuridad) se apodera de ti. A partir de aquí, el argumento se convierte en una historia de huida y venganza y tu en un superheroe casi inmune a las balas (lo que hace que el juego sea excesivamente fácil, por otra parte) y con otros poderes, siempre y cuando, eso sí, permanezcas lejos de la luz.

Así es The Darkness, un FPS hecho con mucho cuidado por hacer las cosas bien. Encarnas a Jackie Estacado y a The Darkness y la mecánica del juego no se separa mucho de otros FPS´s, pero tiene unos pequeños detalles que le hacen distinto.

Por un lado, no vas avanzando sin parar. Estás en un mundo con unas calles que puedes visitar desde el principio (si bien algunas están cerradas al empezar y tardan en abrirse) donde eliges donde ir y si ayudas a la gente que te pide ayuda.

En cuanto terminas la primera fase, que sí es de A a B, verás que el mundo tiene dos bases, que son dos estaciones de metro, y que son el punto de unión de casi todas las localizaciones. Vamos, que la estación Canal da a unas calles y la estación Fulton a otras y para ir de una estación a otra coges el metro y así vas a casi todas partes. Digo a casi, por que no sólo estás en Nueva York, también vas a otros sitios que no desvelo para no aguar la sorpresa.

En todos los sitios (menos el metro, donde tampoco puedes sacar un arma) puedes sacar a The Darkness, que además de hacerte mucho más resistente a las balas, te da el poder de invocar miniduendes (los ocultos) que hacen distintas tareas, de explorar con una especie de serpiente, que te permitirá llegar a sitios de otro modo imposibles y matar enemigos por la espalda, de crear agujeros negros que absorben a los enemigos, de disparar con unas armas especiales de la obscuridad o de golpear con un tentáculo que usarás practicamente todo el rato para cargarte las luces según avanzas. Y esto, cargarte las luces digo, lo harás por que The Darkness tiene una carga, que disminuye rápidamente con la luz, cuando te disparan y cuando usas sus poderes y que se carga absorbiendo obscuridad. Además puedes aumentar la carga máxima comiendo corazones de los enemigos.

Gráficamente es magistral. Puede que el Fable tenga más pixel shaders o antialiasings o efectos a montones, pero en el Fable todos los personajes son feos y en The Darkness todos son bonitos: los ancianos son ancianos, no son deformes, los jóvenes son guapos, la gente es gente y hay muchas caras distintas. Los efectos de luz, como era obligado, son muy realistas, las físicas, las pocas que hay, también lo son y las calles y los escenarios, que son principalmente calles son bonitos y creibles y están llenos de detalles como grafitis, contenedores, anuncios y mucho más.

La banda sonora y las voces también son fantásticas. Hay muchas de todo tipo y la música acompaña a la acción. La voz del protagonista es de Kirk Acevedo, Miguel Álvarez en Oz.

Los menús son comodísimos. Una vez que pones el juego sólo tienes que apretar A como loco para saltarte la presentación de la compañía y pasan menos de 30 segundos desde que das a Jugar hasta que estás jugando. Las pantallas de carga también molan. Son rápidas y mientras están aparece una pequeña animación del protagonista donde se mueve o silba o te cuenta su opinión sobre lo que está sucediendo o sobre la zona donde entras. Aparecen al azar y son tantas que justo antes de pasarme el juego aun vi un par que no había visto antes.

Y el juego.. el juego, al menos en nivel normal, es muy sencillo. Si te matan apareces en el último salvado (que son automáticos y frecuentes) y con The Darkness y la recuperación de salud si te mantienes oculto unos segundos el juego se hace casi un paseo. Eso por no hablar de los ocultos, que son infinitos y matan de lo lindo. La historia es simple, pero efectiva y el juego tiene estilo. Aprovechando que era fácil no cogí ni una vez la escopeta ni las ametralladoras: Lo hice todo con The Darkness o con las dos pistolas. Sólo al final del juego hay mucha dificultad, pero para compensar los ocultos salen automáticamente, tan automaticamente que sólo en el último fragmento conseguí el logro de llamar a 50 habiendo llamado a apenas 15 en todo el juego.

Tiene un par de zonas un poco flojas, pero se compensan con el resto y no molestan mucho.

Y los personajes tienen encanto. La novia es simpática y guapa, los amigos son amigables, las viejas adorables son adorables, y el personaje chulo es chulo. Osea, que consiguen lo que buscan y lo consiguen muy bien.

El trailer:

Estadísticas del blog