19 abril 2008

Hideo Kojima es un poquito gilipollas.

Vale que puede que a alguien le gusten los juegos en los que en vez de jugar mires, a cada cual le gusta un estilo u otro. Para mi Kojima es a los videojuegos y el cine como esos músicos que "fusionan" estilos, siempre flamenco con cualquier otra cosa y que, salvo honrosas excepcionas, desemboca en horrores inimaginables. Para algunos puede que Kojima sea uno de las honrosas excepciones.

Pero decir que la potencia de la PS3 no es suficiente para su videojuego no le hace un adelantado a su tiempo, sino un inutil pretencioso. Cuando nos prometía maravillas para luego hacer MGS3, echó la culpa a la poca potencia del CELL. ¿Dónde están ahora esas maravillas?

Este tío es el Molyneux de las consolas. Al menos Molyneux, si ignoras el Hype, hace juegos más que decentes.

Estadísticas del blog