17 febrero 2008

Los videojuegos del futuro

Acabo de leer esto en GamesAjare y me he puesto a pensar en como serán los videojuegos del futuro.

Mi opinión es más conservadora, pero no por eso menos fantasiosa: Al contrario que el autor de ese artículo, yo no creo que vayamos a ver el mundo del juego fuera de una pantalla, pero sí creo que puede haber un gran cambio en la pantalla.

De aquí a unos años las pantallas de televisión serán mucho mejores. Si no aumentan en resolución, que terminarán haciéndolo en cuanto las televisiones a las que ahora llamamos de alta definición se implanten y todos tengamos una, aumentarán en otro montón de prestaciones que harán que ver la tele sea igual, en lo que respecta a la calidad de la imagen, que mirar por una ventana: Ni manchas, ni grises a los que llaman negros, ni colores apagados... me atrevo a decir que terminarán haciendo que el término "refresco" quede obsoleto por que este sea perfecto.

Esto nos permitirá una calidad de imagen extraordinaria, con un límite superior, que es la realidad y que es insuperable, pues nuestros ojos y nuestro cerebro, tesis transhumanistas aparte, tienen una capacidad y no pueden superarla.

La calidad de imagen no estará sola, irá acompañada de una capacidad de cálculo más que suficiente para simular, y no estoy exagerando lo más mínimo, todos los fenómenos físicos, químicos, sociales etc de sistemas planetarios enteros. Todos, desde la caida de una hoja en la otra punta del "mapa" hasta el movimiento de cada pelo de cada animal de cada planeta. Una vez programado el mundo usando las fórmulas necesarias (Quien sabe, quizá llegue un día en el que baste con introducir la teoría unificada) será el ordenador el que se encargue de los cálculos. Ahora pasa algo parecido: Si en un videojuego hay una torre de barriles y tu disparas, los programadores no han calculado cada movimiento posible en respuesta a cada interacción que lleves a cabo, sino que han programado un sistema físico y es él el que se encarga. De todo. De todo todo. Si en algún sitio hay agua, el agua caerá. Si ese agua humedece una pared de cartón, esta se reblandecerá, si... . El programador sólo tendrá que fabricar los mundos

Pero para eso también puede ayudarse con una capacidad de cálculo tan gigantesca. Por ejemplo, no tendrá que poner que si nos acercamos a un punto suena un sonido o si sucede tal evento suena otro. El mismo motor físico sabrá que en cualquier punto en el que deba sonar algo tiene que emitir un sonido. Es la versión avanzada de la programación orientada a objetos, en la que el objeto "Ventilador", por poner un ejemplo, tiene un ruido asignado y allí donde haya uno sonará el sonido correspondiente, aunque en este caso futurista el sonido cambie dependiendo de lo que rodee al ventilador y demás. También podemos poner el ejemplo de las manadas del Stalker, que se movían siguiendo una lógica y que podían llevar a cabo sucesos aleatorios. Recuerdo, por ejemplo, un personaje clave de una aventura del juego que se topó con una manada de perros salvajes y murió mientras yo, cobardemente, miraba desde lejos con mis prismáticos por miedo a que me mataran a mi también, y eso que tenía la vida a tope y un montón de armas con mucha munición. Le mató el último perro después de recibir una buena dosis de disparos. ¡Maldito perro! cuando fuí a saquear el cadaver me mató a mi también, pero no nos vayamos por las ramas.

Pero la creación del mundo, la parte física, no los movimientos, la parte estática, el escenario inicial, por decirlo de algún modo, ya es otro tema ajeno a las asignaciones y a los cálculos del mismo ordenador. Ya hay juegos con mapas gigantescos casi imposibles de conocer al dedillo: El Ocarina of Time tenía un tamaño considerable que se ha quedado corto frente a los Oblivion, Boiling Point, Crysis y, para mi el rey, Grand Theft Auto, que, si bien quizá no tenga mapas tan grandes como los otros ejemplos, creo que es el que gana en nivel de detalle. Y eso es algo que, en principio, no se puede dejar al ordenador.

Digo en principio. Aparte de los escenarios aleatorios, como los creados por el FZero 64, que, por cierto, era un juegazo, mi idea fantasiosa para los juegos del futuro son los juegos 2.0. Veamos:

¿Cuantas fotos crees que puede tener el Google Earth? ¿Billones quizá? Todas esas fotos se ordenan automáticamente, por supuesto. No hay nadie detrás ordenándolas.

Mi idea consiste en un GPS más potente que el actual (Que tiene un margen de error de un metro), de tal modo que, poniendo dos dispositivos en la misma cámara, uno en cada extremo, y dos altímetros, la máquina pueda decir exactamente desde donde sacas esa foto y en que dirección lo haces e incluya esa información como metadatos en la foto. Cámaras con GPS existen ahora. Lo que yo digo es sólo una evolución que permitiría crear un mundo idéntico al actual que podría usarse para todo tipo de aplicaciones, videojuegos incluidos.

¿Muy fantasioso? También lo era el Google Street View, y mira donde estamos.

Estadísticas del blog