08 enero 2008

Destroza un mito

Todos aquellos que hayamos nacido en los 80 tenemos un recuerdo imborrable: Las chapas.

Pedíamos la chapa a los dueños de los bares e íbamos a jugar con ellas, más o menos arrugadas, a un circuito que nosotros mismos creáramos. El que ganaba se llevaba todas las de los demás y tenía un montón inutil de chapas del que presumir.

Es la versión moderna de quitarle el casco a los romanos.

El encanto estaba en hacer el circuito, que una chapa se saliera, en decir que una tenía menos resistencia al aire por su forma...

Pero ahora podemos arrebatar la infancia a los niños por sólo 49€ (gastos de envío no incluidos) en Planeta Plutón.



Por sólo ese dinero podrás regalar a tu hijo uno de estos juegos con chapas redonditas y con muchos circuitos construibles para que juegue a unas chapas descafeinadas.

Tan tonto como jugar a un videojuego del escondite.

Estadísticas del blog