10 enero 2008

Como planear un aborto tardío y librarte de un plasta.

Jerry Seinfeld, en su infinita sabiduría, dice que a los bebés que lanzan al aire no les gusta nada que lo hagan, pero que se ríen por qué si no lo hacen pueden caer antipático al graciosito y este les dejaría caer.

Lanzar bebés al aire, como vemos, es tan antiguo que ya ha despertado una herencia genética (La de sonreír, digo) a nuestra especie.

Y tal y como se hace, se seguirá haciendo. El problema es que muchas veces hay que tener cuidado con los techos bajos y las lámparas. He aquí como comienza el método:

Deja a tu bebé a un amigo plasta, de los que lo lanzan al aire. Deja que lo haga una vez y otra y otra y otra. Cuando haya pillado la altura justa para que no se de contra el techo, enciende este ventilador oculto en una lámpara y deja que las culpas recaigan contra el plasta.



Puedes librarte de dos pájaros de un tiro gracias a Fanimation

Vía Dvice

Estadísticas del blog