02 noviembre 2007

Las velas paradójicas.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Seguro que en más de un cumpleaños vuestra madre ha tenido que encender las velas quinientas veces para que las soplara toda la muchachada: Que si primos, hermanos y algún tío, que si el amiguito también quería soplar, que si ahora quiere volver a soplar el niño...
Seguro además que alguno de los sopladores no tenía fuerza suficiente como para apagar las velas y un adulto ha tenido que ir disimuladamente en su ayuda.

El resultado de esto es una tarta llena de cera, quemaduras, niños llorando, adultos deprimidos por que no tienen fuerzas para apagar todas las velas de su tarta etc.

Pues excepto esto último, puedes acabar con todo gracias a estas velas que se apagan y se encienden con soplidos.

Por fuera no se nota: Temblequean como las velas de verdad, son de cera (excepto las partes electrónicas, claro). Sólo les falta hacer chissss y pfff al encenderse y apagarse respectivamente.

Además tienen color azul y amarillo y una autonomía de 300 horas. Video de su funcionamiento en la página que he enlazado antes.

Estadísticas del blog