26 octubre 2007

Un paso adelante: Teclado que no se toca



El teclado de Elliot Ness no es para uso común, sino para paralíticos y demás gente con dificultades. El funcionamiento parece simplísimo: Un sensor en tu cabeza o en alguna otra parte de tu cuerpo te permite, con el movimiento, teclear y moverte con el ratón por la pantalla. Supongo que habrá algún modo de pasar de ratón a teclado. Es decir: En modo ratón es como usar una alfombrilla vertical y en modo teclado señalas la tecla que quieres y aprietas, pero desde lejos, como si en vez de un sensor tuvieras un dedo largo. Usos sexuales no tiene. En principio.

Lo malo es el precio, 1.800€. Y comprarlo en japonés

Otros modos de hacer la informática y sus relacionados más fáciles para paralíticos es el N0m4d control.

Vía Gizmodo Usa

Estadísticas del blog