25 octubre 2007

¡Que no te se oyeee!

Que desagradable es ir por la carretera y perder audición por estamparte contra una columna y rebanarte en dos el tapón que crea la presión en los oidos.

Basta con taparse la nariz con los dedos y soplar por ella para que se te taponen y normalmente basta con tragar saliva para que se destaponen, pero a veces por mucho que traguemos no hay manera de volver a oir bien. Pues para eso han inventado Enttex. Sólo una gomita atada a un fuelle de goma que, aplicada sobre el oido, proporciona la presión adecuada.

Estadísticas del blog